Las sociedades por acciones simplificadas

Diciembre 28, 2020

Las Sociedades por Acciones Simplificadas (SAS) son una modalidad de compañía recientemente incorporada a la legislación ecuatoriana, a través de la Ley de Emprendimiento, publicada en el Registro Oficial Suplemento No. 151 de febrero 28 de 2020. Tienen como objetivo impulsar la economía, mediante la formalización de los emprendedores, para que estos puedan convertirse en sujetos de crédito y así mejorar y ampliar sus procesos productivos. Esto se debe a la flexibilidad que tiene la SAS para adaptarse a las necesidades y requerimientos de cada negocio, y a la facilidad que existe para su proceso de formación, puesto que es relativamente rápido y menos costoso. Sin embargo, es importante indicar que no serán solamente los emprendimientos quienes se beneficien de esta nueva modalidad de compañía, sino también las pequeñas y medianas empresas.

Algunas de las características y ventajas principales de esta sociedad son:

Características:

1. Puede constituirse y subsistir con un solo accionista, sea persona natural o jurídica.
2. El objeto social no es limitado, es decir puede ser amplio e incluir varias actividades sin requerir que estas estén relacionadas. En el caso de que no se especifique el objeto social dentro del documento de constitución, se asume que la Compañía podrá realizar todo tipo de actividad lícita.
3. Los socios responden únicamente hasta el monto de sus aportes.
4. El plazo de duración es indefinido, ya que no es obligatorio el establecer uno para la compañía. Si no se lo establece, se entiende que este es indefinido.
5. A menos que el estatuto lo prohíba, las acciones de las SAS son libremente negociables. En caso de que exista una prohibición, esta no puede durar más de 10 años.
6. Los acuerdos de accionistas que traten sobre el aumento del capital social, la persona que representará las acciones en la asamblea, la transferencia de acciones, así como la preferencia y restricciones para transferir las acciones y cualquier otro tema relacionado, deben obligatoriamente ser cumplidos por las SAS. Para esto, dichos acuerdos deben depositarse en las oficinas donde esté establecida la administración de la compañía. Si esto no se cumple, los acuerdos no obligarán a la SAS, sin embargo, la validez entre las partes no se verá afectada.

Ventajas:

1. Para ser creada, no requiere de escritura pública, sino que puede ser constituida mediante documento privado. (Excepto en los casos en que los accionistas hagan el aporte de bienes inmuebles)
2. La compañía existe desde que el contrato o acto unilateral es inscrito en el Registro de Sociedades de la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros. No es obligatoria la inscripción en el Registro Mercantil.
3. No es necesario señalar un capital mínimo y por lo tanto tampoco un porcentaje que deba ser pagado al momento de constituir la sociedad. Sin embargo, en caso de establecerse un capital, este debe ser pagado en un plazo no mayor a 24 meses.

La SAS podría convertirse en el tipo societario de mayor uso en el Ecuador, dentro de los próximos años. Por esto, es importante que conozca sus ventajas y como puede obtener el mayor beneficio en caso de decidirse por la formación de este tipo de compañía.

Suscríbete a nuestro blog: